El Blog Beauty Laietana

Sigue nuestros post y descubre las ultimas tendencias en salud y belleza.

13 May 2015 Published in Medicina Estética Written by  Beauty Laietana

Hilos Tensores Featured

Rate this item
(4 votes)

Los hilos tensores consiguen devolver firmeza al óvalo facial y tensar la piel del cuello con un procedimiento muy sencillo y seguro. Es un novedoso tratamiento para tratar la flacidez que consigue un rejuvenecimiento facial casi inmediato con una técnica segura, muy sencilla y rápida, sin incisiones, sin dolor y con un material biocompatible y reabsorbible.

Como nos Explica nuestro Director Medico el Dr. César G.Mosteyrín los hilos tensores, introducidos bajo la piel, tejen una especie de malla, un entramado de hilos cruzados, que sujeta el tejido facial, eliminando la flacidez.  Son hilos muy finos, de un material reabsorbible y biocompatible, que aplica el Doctor de nuestro Centro  con una aguja-cánula que se introduce en un plano a través del tejido celular subcutáneo. Al retirarla, la hebra queda tensada sin necesidad de anclajes. Los hilos se colocan en la dirección hacia la que queremos llevar los tejidos y, mediante una acción mecánica, conseguimos la tensión de la piel.  Cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido celular subcutáneo dando como resultado una piel más firme y más turgente.  La gran ventaja es que favorecen la formación de colágeno de tipo I y II, el responsable de la firmeza de la piel.

Está indicado en personas con flacidez, a partir de los 40 años, con el objeto de corregir y de prevenir su avance. Es un tratamiento de alta eficacia para elevar pómulos y cejas, mejorar surcos nasogenianos, líneas de marioneta, arrugas de contorno de ojos y código de barras, mejora del doble mentón, reafirmación de cuello y redefinición del óvalo facial.

Desde un primer momento se aprecia un efecto lifting, aunque los mejores resultados se consiguen tres meses después del tratamiento y aumentan hasta un año después. Se necesita una sesión al año, ya que aunque se reabsorben a los 6 meses, su efecto puede durar más de un año. Después de cada sesión se puede seguir la rutina diaria con normalidad, se puede realizar en cualquier época del año, en cualquier tipo y color de piel y no es necesario evitar la exposición al sol.

Read 1365987 times
Last modified on Thursday, 14 May 2015 08:23